fbpx

8 formas de practicar la asertividad y mejorar tus relaciones

La asertividad es algo más allá que un estilo de comunicación. Se puede practicar y si lo haces, irás cambiando tus mapas mentales para crear y atraer relaciones más sanas y estables.

Serás capaz de darle salida a tus emociones sin reprimirlas y sin descontrolarlas y mejorar tu autoestima entre otros beneficios.  

Te recomiendo que sigas leyendo si quieres saber cómo empezar a practicarla. Muchos de mis clientes en algún momento de su programa de coaching y liderazgo tocan el tema de la comunicación asertiva. Dándose cuenta de que su forma de expresarse influye en la calidad de las relaciones que tienen.

Aquí comparto 8 claves para practicar la asertividad y mejorar tus relaciones:

Prepárate para dar y recibir halagos.

Por lo general, estamos bastante más acostumbrados a señalar los defectos que a aplaudir los halagos. A veces pensamos que existe una especie de creencia social alrededor del éxito. Tendemos a normalizar los buenos resultados y sin embargo, si cometemos algún error o consideramos algo como defecto, nos falta tiempo para querer dejarlo en evidencia, como para que quede clara la metedura de pata. ¿Por qué lo hacemos? ¿Por qué no nos cuesta señalar los defectos y nos cuesta más hacerlo con los logros?

Una mente orientada a resultados, está entrenada en captar aquello que falta para la consecución del logro. Lo importante aquí, es entrenar también la mente para valorar lo que ya existe, lo disponible en el momento. Esto equilibra la comprensión de las situaciones y permite que los logros tengan el valor que se merecen. En especial, si tienes personas bajo tu mando, es importante que sepas dar reconocimiento y reconocer en ti que consigues los objetivos que te habías propuesto. Y también,  cuando quizá no te das cuenta, pero acabas de superarte.

 

Aprende a reforzar a los demás. 

Agradece, comparte con los demás esos pensamientos que hablan de sus cualidades. Si piensas que tu compañero de vida o de trabajo tiene una cualidad que admiras, díselo. No cometas el error de dar por hecho que como es algo que sale tan natural, carece de valor. En ningún lugar está escrito eso.

Expresa el amor.

Cuando digo amor me refiero a que existen infinitas maneras de expresar amor. Siendo amable, teniendo un detalle, dedicando “tiempo de calidad” y atención a alguien. También, puedes expresarlo simplemente diciéndolo con palabras. La comunicación del amor es esencial para que las relaciones funcionen ya sea en el ámbito profesional o el personal.

No pierdas de vista  el objetivo de la conversación.

¿De qué hablábamos? Si te vas por las ramas todo el trabajo que estabas haciendo hasta el momento queriendo ser asertivo, compartiendo cualidades de la otra persona, exponiendo tu visión de lo que ha sucedido, se irá al traste. Reconduce la conversación, con algo como: “Yo en realidad lo que quería es…”

Ignora los juicios . Ni los hagas ni los tengas en cuenta.

La mayoría de las veces, los juicios son la excusa perfecta para encontrar justificación sobre aquello que hacemos o decimos. Intenta no dejarte arrastrar por ellos y toma consciencia.

 

Crea tú la oportunidad de llegar a un acuerdo.

Muchas veces no se necesita pensar lo mismo para llegar a un acuerdo. Se puede estar de acuerdo en el desacuerdo. Me explico. Piensa que quizá la otra persona no sabe cómo hacer para que ambos lleguéis a un acuerdo, así que puedes ser tú el que tome la iniciativa y proponga alternativas saludables.

 

Pide de forma concreta y operativa.

Una de las causas por las que se crean distorsiones en las conversaciones, es porque el otro no entiende qué es lo que realmente le estás pidiendo y si eso que pides, se puede conseguir. Trata de trasmitir lo que necesitas de forma clara y concreta. Seguro que te ahorras muchos malentendidos.

“La transparencia permite que las cosas se equilibren”

Se equilibrado.

Si se te ocurre algo en el que todas las partes se vean beneficiadas, adelante, aunque haya que ceder en otras, finalmente saldréis ganando. La famosa estrategia win-win de las técnicas de venta puede servirte de ejemplo.

Te animo a que pruebes alguna de estas claves  y dejes aquí tu comentario.

Sobre Raquel Madrigal

Raquel Madrigal es Coach Ejecutiva Certificada por la Federación Internacional de Coaching (ICF) y fundadora de Coachingparalavida. Ha desarrollado su trayectoria profesional como Marketer, Coach y Manager en Consultoría Estratégica y de Operaciones.

COMENTARIOS (0)

Post a Comment